3.11.08



Mi casita es un museo portátil y ecológico


La Universidad de La Laguna (ULL) está en trámite de patentar un artilugio útil basado en una de esas ideas sencillas que pueden tener un gran éxito: se trata de un dispositivo en forma de casita que se puede desplegar fácilmente en cualquier lugar.
Una casita de madera que puede transportarse y abrirse en cualquier espacio para convertirse en un eco-museo. Esta es la idea que un grupo de profesores de la Universidad de La Laguna (ULL) propone como mini museo móvil y que, ahora, han solicitado patentar a través de la Oficina Española de Patentes y Marcas. "Se trata de una idea muy sencilla que, sin embargo, es muy innovadora", destaca la profesora de Dibujo, Diseño y Estética de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de La Laguna (ULL), María Luisa Hogdson quien firma el proyecto junto al arquitecto Miguel Ángel Gómez Gómez y la directora del mismo, la profesora de Didáctica de las Artes de este mismo centro, Victoria Batista. Ellos forman parte del grupo de investigación Arsdidas de la ULL y provienen del mundo del arte pero no están nada alejados de las famosas siglas I+D+i que tanto se asocia a la ciencia. De hecho, la propuesta de patente partió de este proyecto de eco-museo que se diseñó en un primer momento como soporte de una exposición itinerante sobre el gofio y las profesiones en torno a este. Una vez diseñado el proyecto que participó de la financiación estatal de I+D+i y que se presentó en el Congreso Internacional sobre Paisaje Natural Eurau 08 donde tuvo un gran éxito. Una vez que se comprobó, a través de la Oficina de Transferencias de Resultados de la Investigación (OTRI), que se trataba de algo novedoso en el mercado y que podía tener más usos además del programado en un primer momento, se decidieron a patentarlo. Ahora, "falta que algún empresario o alguna institución se decida a fabricarla", comenta la profesora.Físicamente el ecomuseo es una casita compacta que tiene una gran similitud con la de los juegos de la infancia, con un aspecto de madera, aunque en realidad se construirá con un material más resistente que son los paneles de prodema muy usados en la arquitectura actual por su resistencia. Las casita se abre con sólo dos bisagras y se ha hecho "con formas muy sencillas, con ángulos de 45 y 90 grados para que encajen sin ningún problema", comenta la diseñadora. Además, tiene la ventaja de que puede servir también como contenedor de la exposición y, cerrada, puede transportarse de forma sencilla encima de una camión. Una vez que llega al sitio, se abre a través de esas dos bisagras y se "integra perfectamente en el paisaje". De forma que el museo sale al espacio y no sólo es una institución estática a la que el público tiene que trasladarse. El eco museo tiene distintas opciones de uso: puede quedarse con el techo puesto, puede abrirse del todo, puede combinarse con otras estructuras...todo en función de la utilidad que se le quiera dar. "Tiene las características de porteabilidad y adaptabilidad que tanto se estiman en estos momentos", explica la profesora. En un futuro se podrá ver la casita desde en un espacio expositivo al uso como puede ser un recinto ferial hasta en medio de un monte e, incluso, por sus características, en un espacio natural protegido pues no degenera el paisaje. Si el proceso culmina con éxito en breve, en cualquier lugar, nos podremos encontrar una eco-casita-museo con copyright canario.
VERÓNICA MARTÍN
SANTA CRUZ DE TENERIFE

Sem comentários: